DÍA DEL ÁRBOL: LOS RECURSOS FORESTALES FUENTE DE EQUILIBRIO ECOLÓGICO

0
64
Sapal

Los bosques y selvas forman parte de la identidad y cultura de México al ser una de las naciones con mayor diversidad biológica en el mundo, y en el marco del Día del Árbol, el Dr. Abraham Agustín Arellano Perusquía, Responsable de la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) de la Universidad De La Salle Bajío compartió información valiosa para crear conciencia sobre esta fecha 

Por decreto del entonces presidente de México Adolfo López Mateos, el 1 de julio de 1959 se instauró oficialmente en el país la celebración del Día del Árbol, celebrándose el segundo jueves del mes de julio de cada año, este año se celebra el 14 de julio 2022. 

El experto compartió que, de acuerdo con el Inventario Nacional Forestal y de Suelos 2009-2014, cerca del 70% del territorio mexicano (137.8 millones de hectáreas) está cubierto por algún tipo de vegetación forestal: el 41% de matorrales xerófilos, 25% de bosques templados, 22% de selvas, 1% de manglares y otras asociaciones de vegetación, y 11 % de otras áreas forestales (SEMARNAT, 2021).  

“En este sentido, los ecosistemas y recursos forestales constituyen un bien público esencial para el desarrollo sostenible tales como la reducción de gases de efecto invernadero, causantes principales del calentamiento global, proveen servicios ambientales vitales para los seres humanos, como son la regulación del ciclo hidrológico, la disponibilidad de agua, el control de la erosión y el secuestro de carbono, así como bienes maderables y no maderables, alimentos y productos medicinales estratégicos para el desarrollo colectivo social y económico, en armonía con el medio ambiente”, manifestó el Dr. Abraham. 

Además, añadió que los árboles son de gran ayuda y utilidad en zonas urbanas, ya que protegen del ruido, regulan la temperatura, son barreras contra el viento, dan sombra y privacidad, mejoran el paisaje y retienen los contaminantes. 

El docente Lasallista expresó que, en el estado de Guanajuato, debido a su localización geográfica, su accidentada orografía y diversidad climática se pueden encontrar diferentes tipos de ecosistemas tales como pastizales, bosques, selvas y matorrales, albergando una gran cantidad de especies de flora nativa que son fuente de alimento para fauna silvestre y personas que habitan en comunidades situadas dentro de estos.  

Por otra parte dijo: “La vegetación del municipio de León varía con la altitud, desde Bosque de Encino, Matorral Xerófilo y, pastizales. En la parte norte (serrana) del municipio, se tiene una zona de reserva ecológica denominada Sierra de Lobos, área donde se encuentran distintos tipos de vegetación, tales como el bosque de encino, bosque de encino-pino, chaparral, matorral subinerme y matorral espinoso, que cumplen con diversas funciones, como la regulación del flujo de agua hacia las partes bajas, la recarga de aguas subterráneas, la retención de suelo, la fijación de carbono y hábitat de fauna silvestre, entre otras”.  

Además, expresó que cuenta con una diversidad faunística importante, encontrándose 181 especies de aves, siendo algunas de ellas: Ana americana, Branta canadienses, Falco peregrinus (halcón peregrino) y Bubo virginianus (buho); 39 especies de reptiles: Crotalus aquilus, Kinosternon hirtipes y Sceloporus grammicus; 34 especies de mamíferos: Odocoileus virginianus (venado cola blanca), Sciurus oculatus (ardilla) y Leptonycteris nivalis (murciélago).  

También, compartió que en el municipio se pueden encontrar una gran diversidad de flora nativa, tal como: el Casahuate Prieto (Ipomoea murucoides), Chicalote (Argemone arida), Damiana (Turnera difusa), Encino (Quercus sp.), Estafiate (Artemisa mexicana), Gobernadora (Brickellia veronicaefolia), Heno (Tillandsia recurvata), Huizache (Acacia farnesiana), Laurel de la Sierra (Misanteca capitata), Maguey (Agave Americana var. marginata), Maguey de Pulque (Agave atrovirens), Mezquite (Prosopis juliflora), Nopal ardiente (Opuntia microdasys), Nopal común (Opuntia hernandezii), Nopal lasar (Opuntia stenopetala), Órgano (Pachycereus marginatus), Periquillo (Tagetes florida), Pirul (Schinus molle), Quelite (Ambrosia artemisaefolia) y Toloache (Datura Stramonium), por destacar las especies más importantes de interés gastronómico, medicinal y forestal de la región.  

“Por desgracia, el desconocimiento sobre la importancia y, por lo tanto, sobre el valor de los bienes y servicios que proveen los árboles y arbustos nativos en los ecosistemas antes mencionados, da paso a prácticas inadecuadas de cultivo y aprovechamiento, así como actitudes y comportamientos sociales poco favorables para la protección y conservación de los recursos forestales o el establecimiento de modelos de producción y consumo responsables con el cuidado del medio ambiente”, comentó. 

Por tal razón, de ahí que la participación de los diferentes actores de la sociedad sea cada vez más necesaria, con una mejor y más efectiva incidencia, no sólo en el diseño de políticas públicas, sino también, en su ejecución y posterior evaluación.  

El cambio de uso del suelo, la tala ilegal, los incendios, las plagas y enfermedades, así como el cambio climático son los principales retos que se enfrenta en la conservación de los recursos forestales.  

“Se debe reconocer la importancia de conservar, manejar y restaurar activamente los ecosistemas en los que se habita, así como los invaluables bienes y servicios ambientales que ofrecen estos, por lo que es urgente el desarrollo de políticas públicas específicas para promover que las comunidades que los habitan obtengan mejores oportunidades de bienestar a través de su manejo sostenible”, finalizó. 

Flora nativa del municipio de León:  

a Nopal lasar (Opuntia stenopetala),  

b Huizache (Acacia farnesiana),  

c Enci

Por: Clemente Murillo.

Agencia de viajes Interior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.