Por el control de las estadísticas

0
208

Si bien es cierto el Presidente Andrés Manuel López Obrador no es el responsable de la pandemia del coronavirus, también lo es que la situación se le ha salido de las manos.

El mandatario nacional por más que quisiera, no puede controlar el comportamiento del virus que día a día infecta y cuesta la vida a más mexicanos. Pero lo que si puede controlar son las cifras, los números que se dan a conocer.

Así han intentado hacerlo desde que la contingencia llegó a nuestro país, a través del Subsecretario de Salud Federal, Hugo López – Gatell, quien sobra decirlo ha cobrado importancia dentro del gabinete presidencial y en la confianza de la gente.

Pero con el paso del tiempo el trabajo se le ha complicado al galeno, pues por un lado debe informar a la sociedad y por el otro se ve obligado a quedar bien y tratar de justificar lo que declara su jefe en las conferencias mañaneras.

Ante los señalamientos del macuspano de que la situación en el país no es tan grave, que ya se aplanó la curva y que México es el segundo país con menos contagios, las cifras alegres que presenta López – Gatell se estrellan de frente contra la realidad.

Así lo han demostrado diversos medios de comunicación internacionales como el New York Times, El País, Washington Post y el Wall Street Journal, quienes pusieron en duda la cifra de muertes ocurridas en el país, a causa del coronavirus, emitidas por el Gobierno Federal.

Y aunque el Subsecretario salió a desmentir en rueda de prensa y a través de un video subido a sus redes sociales, donde prácticamente acusa de un complot, lo cierto es que cada vez es menos la gente que cree en estos números.

Según dijo el Presidente, en una de sus mañaneras, los técnicos y especialistas del Gobierno Federal le informaron que el 19 de abril México saldría de la contingencia. Estamos a unos días de que se cumpla una mes y todavía no se ve claro para cuándo.

Al sábado 9 de mayo, la cifra de contagios confirmados era de 33 mil 460, 1938 casos más que el día anterior y en muertes se reportaban 3 mil 353, 193 fallecimientos más. Recordando que en promedio esta cifra se ha mantenido alrededor de los 200 casos diarios en la última semana.

Pero no sólo son los medios de comunicación los que han acusado de una manipulación de cifras y de la situación en general a López – Gatell. También lo san hecho duramente dos Gobernadores y ambos pertenecientes a Morena; y lo aclaro para que no se vaya a pensar que son mandatarios neoliberales o panistas que quieren desestabilizar el gobierno de la 4T.

Así, primero fue el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, quien se lanzó al cuello del Doctor Hugo López – Gatell y hace unos días e, mismísimo Miguel Barbosa, debido a la grave situación que están viviendo en Puebla con la pandemia.

En ambos casos, no sólo se acusa del manoseo de las cifras y de ocultar la verdad, sino también de una grave situación de desabasto de medicamentos, equipo y personal médico y de enfermería.

Ante las dudas, que cada día crecen más, el Presidente de la República, el hombre al que le gusta tener el control de la agenda púbica, de lo que se publica en los medios, ya nos ensartó 4 conferencias diarias para estar soltando información oficial del gobierno.

Hoy quiere imponer el control y sus “otros datos” en las 32 entidades del país, a través de delegados en salud, que serán los encargados entre otras cosas, de enviar las estadísticas del Covid-19 a la federación. Centralizar la información pues.

Ya lo hizo con los llamados súper delegados, quienes se encargan de todo el teje y maneje de los programas sociales, los cuales también están plagados de irregularidades y que ya en diversas investigaciones se ha denunciado el mal manejo de los mismos.

Hoy con los delegados en salud, el Presidente va por el control de las estadísticas, será el único dueño de la verdad en cuanto a los números de contagios, muertes y condiciones en las que operan los hospitales de todo el país. Tal y como a él le gusta.

Ya nombró a la primera, se trata de Diana Álvarez Maury, quien se desempeñaba como Subsecretaria de Gobernación y que ahora estará a cargo del tema del coronavirus, nada más y nada menos que en Puebla. ¿qué pensará Miguel Barbosa al respecto?

Por lo pronto, el mandatario nacional ya dijo que las nuevas proyecciones no son alarmantes y hasta dio nueva fecha para iniciar con la reactivación económica. El 17 de mayo según sus cálculos los municipios donde no hay casos empezarán con sus actividades normales.

Ojalá que su prisa por volver a la normalidad no se vuelva después un grave problema de salud pública, por algún rebrote de contagios.

 

Juan José Sánchez

Comunicólogo y Periodista

Twitter: @jjsanchezsa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.